Ventajas de usar un controlador de ph automático para piscinas

controlador de ph automático para piscinas

Ventajas de usar un controlador de ph automático para piscinas

¿Se te suelen irritar los ojos cuando te bañas en la piscina? ¿O notas que el agua tiene algo de espuma o le salen algas? Estos son sólo algunos factores que indican que no existe una correcta regulación del ph.

Mantener el nivel de agua equilibrado es clave para que estén sanas las instalaciones y, también, para cuidar nuestra salud. Por ello te vamos a explicar hoy los beneficios de utilizar  controlador de ph automático para piscinas.

La medición del ph es una de las tareas básicas de cualquier servicio de mantenimiento de piscinas. Con esta prueba conocemos la calidad del agua.

La escala del Ph es una medida algorítmica, que indica la acidez o alcalinidad del agua, y oscila entre el 0 y el 14. Lo ideal es que este líquido se encuentre entre los indicadores 7.2 y 7.6, que es un valor neutro y no afecta al cuerpo humano.

Valores por debajo de 6.5 indican un ph bajo y un agua ácida, mientras que por encima del 7.9 el agua se considera alcalina o básica. Por tanto, un controlador de ph automático para piscinas se encargará de regular estos valores cuando se produzcan estos desajustes.

 

¿Qué factores inciden en la regulación del ph?

 
El nivel de ph de una instalación acuática puede subir o bajar en función de varios agentes externos. Te destacamos los factores que más influyen en la calidad del agua:

  • La climatología
    Las condiciones meteorológicas son las que más influyen en la regulación del ph de una piscina.

    • Las altas temperaturas de la época estival hacen que se evapore el agua. Los rayos ultravioleta del sol bajan el nivel del cloro y en consecuencia incrementan los niveles de PH.
    • Por el contrario, las lluvias bajan este nivel por debajo de los valores neutrales

 

  • El tipo cloro y otros elementos químicos
    En función del formato del ácido clorhídrico estos ajustes pueden variar. Los productos líquidos suelen subir el pH del agua. De hecho, por normativa está prohibido echar directamente al vaso productos químicos en las piscinas comunitarias. Y es algo que tenemos muy en cuenta desde el departamento de Piscinas de Serpasat.
  • Los propios usuarios.
    ¿Te ha llamado la atención esa especie de capa de grasa que a veces se acumula en la superficie del agua? Es debido a las cremas solares que utilizamos los bañistas y que aumentan estos niveles de PH.

 

Consecuencias de un PH del agua bajo o alto

Todos estos agentes externos desajustan los niveles de ph de una piscina provocando consecuencias perjudiciales a los usuarios como en la instalación.

Qué ocurre cuando el agua está ácida

  • Irritación de la piel y de los ojos. La principal consecuencia de un ph del agua bajo ya que desprende iones metálicos como el cobre, el plomo, el hierro o el zinc.
  • Sabor metálico del agua
  • Corrosión de algunas tuberías
  • Manchas blancas en las paredes de la piscina, e incluso en la ropa

 
¿Y qué pasa cuando el agua esta alcalina o con un ph alto?

  • El cloro es menos efectivo y el vaso de la piscina se ensucia, facilitando la proliferación de algas
  • Sabor más salino del agua
  • Aparición de calcio en la superficie
  • Formación de sarro en las tuberías que provoca bajadas de presión del agua

 

regulador de ph para piscinas

 

Funcionamiento y beneficios de un controlador de PH automático para piscinas

La medición del nivel de agua es una de las tareas esenciales de mantenimiento en la temporada de piscinas. Se recomienda realizarla una o dos veces por semana durante el verano, pero con un regulador de PH automático nos ahorramos esta acción y mantenemos el nivel correcto a todas horas.

El controlador de PH automático para piscinas es un mecanismo que dosifica de forma autónoma estos niveles del agua con ayuda de los correctores de PH.

Este aparato va conectado una sonda que mide los niveles continuamente. Cuando ésta detecta que los valores no están entre el 7.2 y 7.6, el sistema inyecta el líquido minorador de ph o incrementador de ph (son los correctores) que están ubicados en un recipiente anexo.

En Serpasat llevamos 2005 trabajando en el mantenimiento de piscinas en Madrid y apostando por las mejores soluciones. Así, en las instalaciones acuáticas de nuestras comunidades de vecinos apostamos por el uso de este controlador de ph automático para piscinas.

¿Quieres automatizar el funcionamiento de tu piscina a la vez que cuidas de la salud de tus usuarios?

 

×
Hola
¿En que podemos ayudarte?